Menu
Tel: +34 634454550 email: chris@harleystreetcounselling.com

La depresión no es lo mismo que la falta de motivación o de felicidad. Cuando una persona es infeliz aún es capaz de reconocer las dificultades en diferentes áreas su vida, y cómo éstas le afectan, por lo que gradualmente, en un proceso normal, es capaz de adaptarse a las circunstancias del mejor modo posible.

Sin embargo, con la depresión esto no es así. La persona que sufre depresión es incapaz de adaptarse a los sentimientos de dolor, o de expresarlos, por lo que desconecta de ellos y se vuelve emocionalmente inerte. Desafortunadamente, los sentimientos positivos que podrían equilibrar este estado se encuentran también desconectados y fuera de su alcance, por lo que le resulta imposible hallar confort emocional.

Tristemente, muchas personas viven durante años en este estado de desconexión emocional, sin darse cuenta de que están padeciendo una depresión, la cual es curable. Como analogía, si se nos durmiera una mano y no pudiéramos utilizarla, iríamos al médico para solucionar el problema. Del mismo modo, no debemos continuar en una existencia en que las emociones se encuentran desconectadas de nuestro ser y no podemos acceder a ellas ni expresarlas de forma positiva. La depresión usualmente se adentra en la persona de forma sigilosa, adormeciendo los sentimientos paulatinamente hasta que la persona desconecta de sus emociones y acepta su existencia en un mundo gris como algo normal.

La depresión es difícil de detectar en un inicio. Síntomas como la sensación de tristeza, negatividad o miseria, así como la resignación a una vida sin motivación, son indicativos de que uno está sumergiéndose en un proceso de depresión.

La sanación de la depresión comienza cuando la persona se da cuenta de que está experimentando estos síntomas. Al reconocerlos, también comenzará por sentir una sensación de optimismo, pues intuirá que tras estos síntomas hay una causa concreta, la cual puede ser remediada. Sin embargo, es prácticamente imposible que la persona halle esta causa por sí misma, pues para ello se requiere la ayuda de un psicoterapeuta con experiencia que pueda indagar en lo m´as profundo del ser. De otro modo, se corre el riesgo de tratar los síntomas de forma superficial y de que se agraven posteriormente.

Acudir a psicoterapia en busca de ayuda para superar una depresión puede en un principio generar miedo o ansiedad. Sin embargo, este es un primer paso necesario, que también conlleva sentimientos positivos de cambio y de recuperación.

Tras las sensaciones de ansiedad, miedo o exaltación que pueden ocurrir durante las primeras sesiones de psicoterapia para tratar la depresión, se llega a un ciclo de estabilidad, en el que se trabaja para que la persona recupere su vida y pueda volver a ser ella misma, consciente de sus emociones y libre de depresión.

Para concertar un cita, llame al número +34 634 454 550, o rellene el formulario siguiente:


× Hola, ¿Cómo puedo ayudarle?
Menu Title